Revolución

No dejes de hablarme,
tengo miedo
de enceguecerme en la normalidad.
No me sueltes la mano,
somos pocos los locos
y nos están exterminando.
Bailemos desnudos
en la fuente de colores
mientras los grises rebotan
y miran con envidia.
No huyamos de la lluvia
es un privilegio que pocos tenemos.
No dejes de taparme los oídos
pasa el flautista
y se lleva hipnotizados
a los desprevenidos.
No puedo evitar ser así.
No dejes que me convenzan
de dejar de ser así.
En el reparto de vidas
llegué primera
pero no elegí ninguna,
detesté la condición
de que me impusieran
como he de vivirla.
Porque rebelión
es escribir palabras nuevas
y no repetir las ya dichas.

Gabriela Requino

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *