Rock Nacional: Debut y Despedida

Billy Bond & the Jets

“No doy mucho por mi vida y me tiene sin cuidado, si me dejan de propina y me echan donde voy.”

Loco, ¿no te sobra una moneda?

 

De origen italiano, el mítico Giuliano Canterini es más conocido en el ambiente de la música como Billy Bond, seudónimo que le valió ser considerado uno de los productores musicales más exitosos del medio, dentro y fuera del Rock Nacional. Hacia 1978, ya radicado en Brasil, ofició como productor del primer disco de “Serú Girán”, con título homónimo. Por una cuestión legal, Charly García, Pedro Aznar, Oscar Moro y David Lebón fueron rebautizados como “The Jets”, oficiando de “banda de apoyo” para un nuevo disco en el que volvió a poner la voz después de mucho tiempo, que fue grabado en el vecino país durante los recesos de las sesiones del primer registro de los “Beatles criollos”, saliendo a la venta recién un año después, sin perspectiva de continuidad.
El lado A del LP abría con “Discoshock”, composición de Charly García a propósito del auge de la música disco, con notables arreglos y una fuerte carga de ironía que en su momento no fue muy bien recibida por el público, pese a lo cuál el tema fue tocado varias veces en vivo por “Serú Girán”. Sigue “Toda la gente”, cantado por David Lebón, que es en realidad “32 Macetas”, vieja canción suya y de Liliana Lagardé que se encontraba incluida en su primer disco solista, del año 1973, que exhibe una gran carga de inconformismo en su letra.
La canción pop “Judy disfrazada” tiene un aire muy Beat que remite a la moda del “Club del Clan”, con coros femeninos incluidos. Es una reversión de “Judy in disguise”, de John Fred y Andrew Bernard, traducida al español por F. Vila. Cierra el interesante “Toma Rock And Roll”, de y por Billy Bond, de letra simple con pero efectivo y lograda melodía, con buena conjunción de guitarra, bajo y batería, que se cruzan para un crescendo final realmente notable. Muy adelantado a su época.
No menos interesante es el inicio del lado B, con un clásico rock “de culto” escrito y musicalizado por Charly García que representa un homenaje a Pappo, pero también al fan setentoso. “Loco, ¿no te sobra una moneda?” es furibundo desde su concepción misma, entre lo mejor del material reunido para la ocasión, con Billy Bond en una gran interpretación. “Variaciones sobre El paso del elefantito” es un instrumental con el agregado de coros-melopea, sobre el clásico de Henry Manchini. Simpática zapada, que se intuye, proviene del genio de García.


“Cha-Cha-Cha”, lleva las firmas de Bond y Tico Terpin, letra sencilla con aires liberadores, que se equilibra con geniales acordes musicales. “Sono Io”, está compuesta en italiano por Billy, que lleva la voz cantante, acompañado de efectivos coros femeninos y una orquestación que remite al Folk sesentoso. Interesante mix de estilos. “La hija del General” es una composición de Maytre, canción cantada en portugués a dos voces, con vestiduras pop, melodía pegadiza y un fondo de acordeón que la vuelve efectiva, dentro de su sencillez. Cierra ‘Ja, ja, ja’, un track oculto con el registro de la risa de Billy Bond, que alguien tomó la precaución de grabar e incluir en el corte final.
El Long Play fue grabado y mezclado en los estudios ‘El Dorado’, de Sao Paulo y Phonalex, de Buenos Aires; salió a las bateas editado por el subsello Sazam Récords, de Music Hall, en 1979. Los créditos incluyen a Billy Bond como voz líder, Charly García en teclados y coros, David Lebón en guitarras y coros, Pedro Aznar en bajo y Oscar Moro en batería. Además, colaboró Hugo Fatorusso, Bernardo Baraj y los músicos brasileños Nacho, Picacho, Tico y Junior Terpin, Maytre, Falvinho y Walter Bailot. El material, ecléctico por la premisa misma bajo la que fue gestado, salió editado en formato vinilo y cassette, no teniendo reedición en CD hasta el día de la fecha.

Mariano Sicart

 

Spread the love
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *