Las modas alimentarias sin el aval del Licenciado en Nutrición

Que maravilloso es ver que la tendencia a una vida más saludable está en auge, y que cada vez son más las personas que eligen una alimentación diferente, una rutina de ejercicios físicos, meditación, etc. Pero no siempre todo lo que brilla es oro. Hay que tener en cuenta que detrás de todo lo que empieza a manifestarse como “moda” suele haber industrias con fines de lucro.
Seguramente te resultará cercano que algún amigo, compañera de trabajo, o algún miembro de la familia, halla comenzado alguna corriente alimentaria diferente a lo cotidiano, como vegetarianismo, crudivorismo, o también algún entrenamiento físico distinto, con entrenadores que estimulen a sus alumnos a consumir suplementos o energizantes con fin de incrementar masa muscular, etc. Y las personas con el objetivo de ser más sanas, mejorar la figura, o incrementar la fuerza, suelen iniciarse en hábitos sin consulta previa a un profesional especializado en el área.
Veamos algunas falsas creencias que se presentan en la consulta:
• Doctor empecé a consumir Chía para bajar el colesterol (un paciente con obesidad)
• Quiero bajar de peso con eso que toma Moria, vio como bajo ella.
• Mi primo consume suplementos proteicos y sacó unos músculos terribles.
• En la dietética me dijeron que las almohaditas no engordan, pero la balanza dice otra cosa
Obviamente describí solo algunos de los casos que uno suele escuchar, y, en cada paciente, el análisis es diferente, uno puede escuchar desde algo irrisorio hasta algo grave o preocupante. Pero usemos los ejemplos anteriores para analizarlos un poco:
• Un paciente con obesidad tiene como primer objetivo disminuir tejido graso, no va a solucionar el problema por más que consuma chía. Si baja de peso e incorpora actividad física diaria, seguramente su colesterol comenzara a bajar (Siempre y cuando no sea una cuestión endógena / genética)
• No existe ningún producto mágico, el día que exista cambio de profesión. Y en caso de que existiera seguramente tendría consecuencias adversas. El único milagro es que cuides tu mente, tu cuerpo y cambies tus hábitos.
• Los músculos tienen un umbral de proteínas, que alimentos como el huevo, las carnes y los lácteos las abastecen perfectamente. Cuando con suplementos ingerimos más de ese umbral, el organismo se ve obligado a eliminar el sobrante por vía urinaria, esforzando el trabajo renal, lo que en un futuro puede obstruir los riñones.
• Me encanta que existan las dietéticas, es una opción sana de almacén de barrio. El problema radica cuando el dueño de esta juega a hacerse el Nutricionista para vender sus productos, y puedan cometerse errores alimentarios por ignorancia del cliente.
Los ejemplos anteriores son cotidianos, que demandan un llamado de atención, pero no llegan a ser graves o letales, recuerden que ya han fallecidos personas por consumir Nuez de la India, abuso de laxantes, anfetaminas, etc.
Comencemos a valorar el lugar en que Dios y la Naturaleza nos ubicó, pertenecemos a una región pampeana unida al Litoral con producción de alimentos como maíz, trigo, girasol, cebada, arroz, soja, porotos, maní, batata, durazno, mandarinas, naranja, pomelo, limón, ciruela, membrillo, damasco, melones, sandia, frutillas, palta, carne de vaca, avícola, cerdo, pescados de río, huevos, yerba mate entre otros tantos. No se vuelvan locos buscando la gran alimentación en alimentos que pertenecen a otras regiones, e inclusive a otros países. En nuestra zona nos sobra nutrición para que derrochemos salud, asesórate conmigo o con cualquier Nutricionista matriculado y armá un nuevo habito alimentario que cambie tu vida y cuide tu templo, o sea tu cuerpo.

 Matías Catania – Licenciado en Nutrición – N° matrícula 523

 

Spread the love
  • 29
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *