La señora memoria

 

Se puede pisotear la memoria, claro que si.
Se pueden quemar sus libros y sus guitarras.
Puede el indulto secuestrarla a media noche.
Asesinar sus años de abuela terca.
Callarle la voz y las músicas.
Pueden golpearla,violarla, picanear sus genitales, fusilarle la dignidad.
Amedrentar a sus hijos y a los hijos de sus hijos.
Pueden robarle a sus nietos.
Reorganizar su razón política.
Pueden las veredas sangrar nuevamente.
Intuir lo inexorable: cíclica idiotez del ser humano.
Puede en nombre de Kosteky arder la carne en los periódicos.

Pero va a ser imposible en lo que dure el tirano
que no vuelva a florecer de entre los escombros del alma.
Irreparable como la muerte la memoria nos va a dar su escándalo
y más inevitable va a ser porque en la muerte vive la señora memoria
como una semilla en los relojes del tiempo.

Rodrigo Acttis

Spread the love
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *