Alimentación y simbolismo

 


Es increíble como todo tiene que ver con todo, todo se conecta y todo tiene un significado, y en el área de las conductas alimentarias el tema no debe pasar por alto.
Goethe escribía;
“Hasta que el mundo visible de las formas se convierte en alegoría no adquiere sentido y significado para el ser humano”
Basándonos en estos preceptos, en el área de la Nutrición somos cada vez más los profesionales que no hacen oídos sordos a las cuestiones emocionales del paciente, y de este modo ayudar a encontrar un significado en cada patología es clave para abordar de manera mas precisa cada situación específica.
Conocer la personalidad de un individuo puede ser la llave para entender un determinado modo de alimentación. Comer es satisfacer el deseo por medio de la ingestión, integración y asimilación. Todo lo que pasa en nuestro plano psíquico se materializa en el cuerpo. De este modo podemos decir que:
•El que tiene hambre de cariño y no puede saciarla, manifiesta este afán en el aspecto corporal en forma de hambre de golosinas. El hambre de golosinas siempre expresa un hambre de cariño no saciada.
•Se traga alcohol porque en la vida hay otras cosas que uno no puede ni quiere tragar.
•Si se esta “amargado”, su amargura se somatiza en ácidos estomacales
•El enfermo del estómago es una persona que rehuye conflictos. Inconscientemente, añora la plácida niñez. Su estómago pide papilla.
•¡Ese de miedo se hace en los pantalones! En la diarrea el miedo siempre está relacionado.
•Estreñimiento es expresión de la resistencia a dar. Es miedo a dejar salir a luz el contenido del inconsciente.
•El diabético quiere amor (cosas dulces), pero, no puede recibir, puesto que no aprendió a dar, y por lo tanto no retiene el amor en su cuerpo: no asimila azúcar y tiene que expulsarlo (orina). ¡Cualquiera no se amarga!
•Son los excesos los que hacen enfermar al hígado. Un hígado enfermo denota inmoderación, exageradas ansias de expansión e ideales demasiados ambiciosos.

Lo que trato de dejar en evidencia con los ejemplos citados anteriormente, es que, todo lo que pasa en nuestro cuerpo también pasa en nuestro plano mental, y el síntoma no es otra cosa que una manifestación que se tiene que materializar. Si no hablamos a tiempo, el cuerpo se encargará de hablar por nosotros.
Que importante es el abordaje interdisciplinario para la mejora de un paciente determinado, cuando Nutricionistas, Psicólogos y Médicos trabajan en equipo, los resultados están a la vista. También no debemos menospreciar terapias alternativas que pueden mechar muy bien cuando de emociones se tratan. Si bien es increíble el avance de la ciencia en el área de salud, también es verdad que pasamos de la era celular a la era atómica pero los enfermos son cada vez más.
Somos un microcosmos que pertenecemos a un macrocosmo, abordar una parte solo pude solucionar una parte, diferente es cuando esa parte la vemos como un indicador del todo, y así debe ser la óptica cuando abordamos un síntoma determinado.
Al fin al cabo somos producto de nosotros mismos, el afuera se nos manifiesta como el espejo de lo interno, y esa es la realidad. Sanar desde adentro es la cuestión, pero obvio, no es tarea fácil, y la mayoría de las veces no queremos asumir dicha cuestión.

Licenciado en Nutrición: Matías Catania
N° de matrícula: 523

Spread the love
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *