El mítico Charlot

El personaje Charlot, creado por el inimitable Charles Chaplin (1899 – 1977) es no solo uno de los iconos más importantes de la Historia del Cine sino también de la Historia del Siglo XX. Su manera de andar, de comportarse, o de reír ha sido imitada una y otra vez, y de seguro no debe haber en el mundo alguien que no reconozca su peculiar atuendo. Pero ¿cómo nació el personaje de Charlot y por qué va vestido de esa manera?
En 1914 el director y productor de cine Mack Sennett estaba buscando un actor que diera vida a un divertido vagabundo que debía aparecer en una pequeña comedia titulada “Carreras sofocantes”. Buscó y rebuscó en la lista de actores que tenían en nómina los estudios Keystone pero no encontró nadie que le pareciera bien. Desesperado salió a la calle y dio la casualidad que por allí pasaba un joven actor inglés llamado Charlie Chaplin. Después de echarle un vistazo le propuso hacer el papel de vagabundo pero con la condición de que debía de dejar todo lo que estaba haciendo y ponerse a rodar en seguida. Chaplin accedió y se metió ipso facto en los vestuarios de la compañía para vestirse y salir rápidamente a escena. Nadie le había dicho como vestirse y es por ello que tuvo que improvisar sobre la marcha. Empecemos desde la cabeza a los pies:
Para el bombín tomó prestado uno del suegro del actor cómico Fatty Arbuckle que además de quedarle chico estaba algo chafado debido a que su obeso yerno se había sentado encima.
El bigote se lo preparó como el que llevaba el actor Mack Swain y que rememoraba a los que se pusieron de moda cuando las Guerra Boers.
Tomó una chaqueta roída y llena de polvo, unos dicen que del actor Chester Conklin y otros de Charles Avery. Pero ya sea de uno o de otro, igualmente le quedaba apretada.
Los pantalones pertenecían al mismísimo Fatty Arbuckle, y por eso se ve que le quedan grandes.
Finalmente los zapatos eran del actor cómico Ford Sterling. Éste era todo un gigante y es por ello que calzaba un 48. Chaplin, para que no se le salieran al andar, se los cambió de pie y esa es una de las razones por las que al andar parece que va anadeando.
En cambio lo único que era de su propiedad era el bastón. Cuando salió del vestuario Sennett le pidió explicaciones de por qué se había vestido así. Chaplin le describió el personaje de la siguiente manera: “No es uno, es muchos. Es un tipo polifacético. Un vagabundo y un caballero. Un soñador, pero con sentido práctico. Te puede hacer creer que es un profesor de física o un jugador de polo, y aunque es un tipo orgulloso, no tiene inconveniente en recoger del suelo una colilla, robar el caramelo de un niño y, si está enrabietado, dar una patada en el culo a una dama.”
Había nacido el mítico Charlot.

Juan Argento

Spread the love
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *