Almas Aladas

Especiales, independientes;
recorriendo un largo camino,
sin segundos que las limiten.
Viajando en el tiempo 
como si fuesen un suspiro.
Livianas, etéreas, 
inconfundiblemente auténticas. 
El silencio de una atractiva oscuridad, 
allí en el todo, el universo mismo;
aromáticas y exóticas flores,
dejaron esparcidos sus pétalos 
para marcar el sendero.
Ese mismo que las llevó al encuentro, 
sublime, armonioso, celestial;
envueltas en nebulosas 
con perfume a jazmines.
Inseparables, fusión eterna,
en la más dulce realidad.

Marcela Alejandra Oriti Zajac

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *