Opalo

Déjame ser un ópalo en Tu roca
Oh mi Señora Blanca
Seré escasa y secreta,
Pocos podrán encontrarme
La oscuridad de los hombres me ocultará.
En la humedad del bosque
Me despojaré de mi,
Seré un fuego blanco, claro y frío,
Como la espuma del mar,
Como las estrellas distantes.
De Tú noche y mi sueño.

Aradia de Salem

Spread the love
  • 161
  •  
  •  
  •  
  •  

1 respuesta

  1. Eduardo Javier Aguerre dice:

    El trasfondo religioso impera, bosque mediante; pero, a ópalo batiente deduzco la Figura que se humedece, delante de mí, terriblemente. Excelente. Un abrazo fraternal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *