Pupa

Era una crisálida
pequeña y oscura.
Al salir, reventé
las paredes del cemento
de la vieja torre.

En mis sueños,
soy tú, que me sueñas
todos me miran con tus ojos
te miran a ti.

Bailo en tus pequeños
rincones, de luz oblícua.
Al alba. Fría lluvia.
Viento del sur.
Niebla que me cubre
como una canción de cuna.

Aradia de Salem

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *