DOMINGO (El principio del fin)

Ayer pensé todo el día en el mar y en lo mucho que me gustaría escaparme un finde de estos. Sola, con mi mate, un par de libros que no regalé y la música que siempre me hace viajar. Ayer también miré muchas fotos, así como vos mirás esa serie en Netflix que te tiene alucinadx. Poniéndolo en términos paralelos: maratoneé en una cuenta de feis.
Hubiera deseado que esa cara de loco no se apagara con la batería de mi celu; retuve la mirada, los ojos chinos en alguna foto improvisada, los dedos largos acariciando las pasiones retratadas. Y cerré los ojos; para ser más precisa: los ojos me cerraron.
Y ahí estaba el mar, en una calle cualquiera y después, flotando en el agua, ese loco lindo y yo tomando mate en una cama.
«¿Viste que vine?», murmuró después del beso.
Claro, yo te traje.

Florencia Dal Molin

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *