Un día…

«Mierda. El 12 de Septiembre del 2016 escribía algo así…hoy agrego que con el tiempo percibís esos infiernos y con los años no cualquier demonio te quema…pero hay días…hay noches …donde registras momentos de tu vida y decís…mierda, cuanto pasó y te miras al espejo y sentís orgullo de quien sos hoy…»

Un día me maquille, me planche el cabello, me vestí «linda» para cuando el volviera del trabajo. Entro. Me miro y pregunto a donde vas? A ningún lado. – Ah, y se fue a ver la tele.
Un día me compre ropa. Me produje, me solté el pelo …me miró: Pareces Moni Argento…y siguió mirando fútbol.
Un día me dijo que haga lo que quiera. Y empece a trabajar. Me vio feliz y me reviso el teléfono, no podía entender la felicidad de la libertad.
Un día me marco…y fue el ultimo día…
Un día sentí orgullo de mi, aunque los hombros estén llenos de mochilas. Me las voy sacando, las voy vaciando pero siguen ahí…latente…y explotan…porque conocieron las mentiras, las excusas, las inseguridades.
Cuantas tantas veces te dijeron que no. Tu mente, tu cuerpo,tu alma no comprende, le teme al si.
Y es inevitable que las marcas reaparezcan , porque te marcaron… luchás ..juro que luchas todos los dias para no repetir historias pero los demonios están ahí…y desatan las guerras, aun sin motivos.
Un día te das cuenta que le permitiste a los fantasmas decidir nuevamente sobre tu vida, dejaste a los impulsos actuar…y no te quedan palabras para explicar lo inexplicable…solo permitirte mostrarte: Acá estoy yo, esos fueron mis dias, esa es mi historia, esos son los demonios con los que convivo y juro que los echo, cada noche los echo y estoy segura que un día se van a cansar y no van a volver…jamas»

Natalia Arena

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *