Llego sin avisar

Ay! que cosa linda este pibe
que llegó sin avisar
que nunca sabés si se queda
o si se va.
Que cosa linda que sos, wacho
tan indescifrable,
sos un espejo,
el mío.
El que nos lleva más allá,
no fue suerte cruzarte
el Universo es jodido
y mirá,
nos teníamos que encontrar.
Decime que hoy venís
que hoy nos podemos quedar
que tenemos reservado el mejor lugar.
Yo que sé que es el amor
pero qué lindo es verte llegar
parado en mi puerta
con esa cara de no sé que hago acá.

Vamos a abrazarnos
a hacer que el tiempo nos tenga miedo
que se quede quietito,
el muy cagón
miralo
se muere de envidia
solo de viéndonos jugar.

Dale wacho
quiero escucharte respirar
una
diez
mil veces.
Vamos a tomar una birra,
¿todavía no te das cuenta?
nos sobran motivos para brindar
¿qué no podemos vivir así?
Dale, wacho
mirame otra vez así,
no tardes mucho
agarrame la mano.

Vení para acá. . .

Flor Dal Molin

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *